Noticias

Los centros de menores mantienen los servicios especializados pese al confinamiento

Se ha modificado la metodología habitual condinámicas participativas y creativas y se ha reforzado el contacto con las familias mediante videollamadas

La presidenta del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), Marián Franquet, señala que “se trabaja a plena capacidad” a pesar de la situación y destaca el “enorme esfuerzo” realizado por el personal del Cabildo y las entidades sociales

Los centros de protección de menores de Tenerife que el Cabildo gestiona a través del Instituto Insular de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) han reconducido su actividad para seguir funcionando con normalidad y a pleno rendimiento a pesar de las dificultades derivadas del confinamiento por coronavirus (Covid-19). Esto ha supuesto tener que utilizar los recursos telemáticos para garantizar la continuidad de los servicios de intervención especializada con los menores y las familias.

Así lo ha destacado la presidenta del IASS y consejera insular de Acción Social, Marián Franquet, quien ha recalcado que “la intervención especializada en los centros tutelados no se ha paralizado en ningún momento y todos los niños y niñas que requieren de ella continúan recibiéndola por parte de los equipos profesionales que, aunque no de forma presencial, siguen trabajando y prestando su apoyo mediante otros recursos como videollamadas, también capaces de garantizar plenamente la continuidad del servicio”.

La presidenta del IASS explica que se está haciendo un “esfuerzo enorme”, tanto por parte del personal del Cabildo, de las entidades sociales y de los casi 400 menores en situación de desamparo ‒y sin contacto directo con sus familias al estar separados temporalmente de ellas‒ que en estos momentos no pueden realizar sus actividades normales, como ir al colegio, al cine o salir a jugar, porque deben permanecer confinados en pisos, en muchos casos, con capacidad para 8 o 10 personas”.

Para hacer frente a esta situación, los centros de menores han dado un giro a la metodología habitual y han puesto en marcha una serie de dinámicas y estrategias que fomentan la participación, la convivencia y la creatividad, además de trabajar los principios y valores básicos como la empatía, la solidaridad y el buen trato. Junto a estas prácticas, se ha reforzado el contacto con las familias de los menores, realizando más videollamadas, videoconferencias y conexiones ‘online’.

Menores extranjeros

Además de atender a los menores nacionales que permanecen en centros tutelados, se sigue acogiendo a los menores extranjeros no acompañados, a los que se les aplica, a su llegada a la isla, un protocolo de prevención frente al coronavirus. “En estos momentos tenemos a 100 menores inmigrantes en nuestros centros ‒puntualiza la presidenta del IASS‒ y en el caso de que fuera necesario albergar a más, estamos preparados para hacerlo, aplicando los protocolos de actuación pertinentes”.

La consejera de Acción Social ha precisado que las técnicas de la Unidad Orgánica de Infancia y Familia del IASS están recopilando las “buenas prácticas en acogimiento residencial” realizadas por parte de los profesionales y de los menores, en un documento para su difusión posterior. Entre otras, figuran la grabación de vídeos de apoyo al personal sanitario, la composición de poemas y canciones, así como la elaboración de dibujos, que ya han sido enviados a algunos hospitales de la isla, y con los que los menores han querido demostrar su agradecimiento a los sanitarios.

Hay que tener en cuenta que del total de los menores alojados en los distintos centros de protección que gestiona el Cabildo a través del IASS, casi el 80 % son adolescentes, “por eso es importante resaltar que están respondiendo de una manera bastante buena y muy adecuada, haciendo cosas diferentes y con una implicación mucho mayor en unas circunstancias tan complicadas como las que estamos viviendo”, señala Marián Franquet.

Desde el IASS se quiere reconocer también la labor que desarrollan las entidades encargadas de gestionar algunos de estos centros, que “han sabido adaptarse y dar una respuesta rápida y eficaz”. Se trata del Hogar Sagrada Familia, el centro Nuestra Señora de la Paz, la asociación Coliseo, la Fundación Don Bosco, la asociación Mundo Nuevo y los hogares municipales de Arona e Icod de los Vinos, además de la ONG Aldeas Infantiles SOS.

dependencia
DEPENDENCIA
infancia y familia
INFANCIA Y FAMILIA
violencia de género
VIOLENCIA DE GÉNERO