Noticias

El Cabildo acogió la presentación de la campaña de sensibilización de la Asociación de Fibromialgia y Fatiga Crónica, Afiten.

 cabildo acogi  presentaci n   campa a  sensibilizaci n   asociaci n  fibromialgia y fatiga cr nica afiten

La consejera de Bienestar Social del Cabildo de Tenerife, Cristina Valido; y la presidenta de la  Asociación  de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Tenerife, Afiten, Mercedes González de Chávez; presentaron hoy miércoles, día 6, en el Salón Noble del Palacio insular, la campaña de promoción y sensibilización que lleva a cabo esta asociación a través del proyecto “Solidarízate con nosotr@”. Se trata de la difusión de un vídeo con el que se pretende divulgar la existencia de la fibromialgia y de la fatiga crónica entre la población; todo ello, con el objetivo de que tomen conciencia de las necesidades y ayudas que demandan los afectados, a la vez que se mejora el nivel de información y sensibilización de las personas afectadas por esta enfermedad.

Este proyecto se puso en marcha gracias al importe que recibió Afiten el pasado año, cuando fue galardonado con el Premio a la Solidaridad.2009, que tiene como objetivo la promoción de la solidaridad y el voluntariado insular. Este galardón está impulsado desde la Oficina de Voluntariado, perteneciente al Instituto de Atención Social y Sociosanitario, IASS, del Cabildo. El premio al mejor proyecto, del que fue merecedor Afiten, cuenta con una dotación económica de 6.000 euros. Utilizaron esta cantidad para elaborar el video promocional que hoy se presenta.

La Asociación  de Fibromialgia y Fatiga Crónica de Tenerife (Afiten se constituyó en agosto del 2003. Es una entidad apolítica y no lucrativa que busca solucionar problemas a personas afectadas con estas enfermedades, con la esperanza de conseguir una mejor calidad de vida; promoviendo y ejecutando, acciones dirigidas a una mejor aceptación y convivencia con la enfermedad, por parte de todas aquellas personas que la sufren, acogiéndose para ello a las leyes vigentes.

Las actuaciones de la Asociación se centran en campañas de difusión y sensibilización sobre la Fibromialgia y Fatiga Crónica, la participación en ferias y jornadas de Salud y de Voluntariado, intervenciones en medios de comunicación, asesoramientos individualizados y grupales (apoyo psicológico, servicio de fisioterapia, asesoramiento nutricional, asesoramiento del trabajador social, charlas y talleres); servicios de atención telefónica, elaboración de proyectos para la realización de actividades y colaboraciones, grupos de autoayuda para enfermos y familiares.

En la actualidad la Asociación está dotada de la infraestructura necesaria para el desarrollo de sus actividades en Santa Cruz de Tenerife, y tiene su sede en el edificio del Centro Insular de Entidades de Voluntariado. También cuenta con una delegación en La Orotava para poder atender a las personas residentes en la zona Norte de la Isla. Están  pendientes de establecer delegaciones en la zona Sur de Tenerife, en espera de confirmación por parte de los ayuntamientos, así como en el resto de las islas de la provincia.

A lo largo de estos años, Afiten ha adquirido la madurez necesaria después de haberse acercado a un colectivo discriminado para el que sido de gran apoyo, tratando de dar fuerza para la continuidad y elaborando nuevos proyectos para el presente y futuro, afrontando la responsabilidad que ello conlleva.

La Fibromialgia.
La Organización Mundial de la Salud, en enero de 1993, oficialmente la define como una condición dolorosa músculo-esquelética no articular, que afecta a los neurotransmisores de los músculos, ocasionando un dolor crónico generalizado, cansancio injustificado, alteraciones del sueño, ansiedad y depresión.  Además, y de forma bastante, pueden presentarse algunos síntomas secundarios como colon irritable, cefaleas, entumecimiento, espasmos nocturnos, sequedad en ojos, boca, mucosas con trastornos digestivo desequilibrios, mareos… entre otros.

Quienes padecen esta enfermedad tiene que vivir con el dolor y la inseguridad, ya que no avisa, ni tiene períodos de recaídas concretos; simplemente aparece, impidiendo muchas veces realizar actividades cotidianas.

Otro aspecto a destacar de esta enfermedad son las continuas alteraciones del sueño, produciendo que no se pueda conciliar el sueño, a veces producido por el dolor, ocasionando que se encuentren bajos de energía, lo cual ocasiona distintos trastornos asociados a pérdida de memoria, una baja capacidad de atención, etc. Esto ha sido probado por estudios de electroencefalográficos realizados a pacientes, los cuales llegan con más dificultad y duran menos en el estadio IV del sueño (sueño profundo), ocasionando la sintomatología anteriormente mencionada.

La Fibromialgia es una enfermedad desconocida o mal entendida, especialmente, por los profesionales de la salud y la sociedad en general. Esa falta de conocimiento sobre la enfermedad lleva a una incomprensión tanto por parte de la sociedad, como de la comunidad científica y médica, lo que ocasiona un rechazo, no sólo a este colectivo, sino del propio entorno del enfermo y de sí mismo, sintiéndose culpables  interiormente, e incluso, dudando de la credibilidad del cuerpo y de la propia mente. Esto sucede cuando al acudir al médico y tras realizar múltiples análisis, con resultados negativos o que no se detecta nada “fuera de lo normal”, pues  escuchan, por parte del facultativo, que están  sanos/as y que es un problema psicológico, por tanto, que son personas hipocondríacas o depresivas.

Las personas que padecen Fibromialgia, según los últimos realizados en España, están entre el 5 por ciento y un 6 por ciento de la población. Y en Canarias hay un 2 por ciento de la población diagnosticada, aunque son muchas más las que la padecen pero que aún no están diagnosticadas o no quieren reconocerla como tal, puesto que a día de hoy, sigue existiendo un rechazo a dicha enfermedad. Entre estos porcentajes, se encuentran con un 98 por ciento de mujeres afectadas por Fibromialgia, y un 2 por ciento lo padecen los hombres.

Hasta hoy no existe cura para esta enfermedad, sólo  aliviar algunos síntomas. Se aconseja que el tratamiento sea multidisciplinar con  medicación, terapias físicas, (masajes, uso de calor, hidroterapia, etc.), ejercicio moderado (natación, caminar, etc.), tratamientos alternativos (yoga, acupuntura, biodanza, risoterapia, reiki, etc.), alimentación saludable y nutrición y apoyo psicológico.

El Síndrome de la Fatiga Crónica.
Es una enfermedad multisistémica que compromete el sistema inmune, neuroendocrino y el sistema nervioso autónomo. De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta en EEUU, dicha enfermedad se caracteriza por los distintos síntomas, como pueden ser, fatiga inexplicable, falta de memoria o concentración, dolores musculares, dolor de cabeza, nauseas, vértigos, sensibilidad a olores, alteración del sueño, intestino irritable, etc.

Como es una enfermedad que comparte síntomas con otras, es necesario que los médicos descarten otras posibles causas para el cuadro clínico.  Tampoco hay una cura establecida hasta el momento, por tanto, se hace necesario el uso de analgésicos para el manejo del dolor, terapias hormonales, antidepresivos y medicamentos para el sistema nervioso central.

El Síndrome de la Fatiga Crónica afecta más a las mujeres que a los hombres; de hecho, ellas lo sufren tres veces más que ellos. No es una enfermedad que está asociada con la vejez, ya que afecta predominantemente a personas comprendidas entre los 20 y 50 años de edad, y de manera significativa a aquellas personas que por su profesión están en contacto diario con otras. Se calcula que oscila entre el 0,2  y el 0,5 por ciento de la población en general.

Las recomendaciones para el tratamiento del Síndrome de Fatiga Crónica son similares a los de la Fibromialgia, si bien en este caso el ejercicio físico debe ser más leve, y a veces, incluso, está desaconsejado.

 

dependencia
DEPENDENCIA
INFANCIA Y FAMILIA
VIOLENCIA DE GÉNERO